Echávarri insiste en que la actividad industrial del Puerto no contamina

28 de Noviembre de 2015

R. A. 

Los vecinos de Gran Vía Sur se concentran este mediodía frente al colegio Benalúa, donde aportarán informes del Síndic y del Seprona

El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, insistió ayer que las mediciones realizadas por la Autoridad Portuaria sobre la descarga de graneles respetan «los límites de la Ley de Calidad del Aire», por lo que apuesta por mantener «la actividad de contenedores» para que pueda «generar empleo y riqueza». Así lo manifestó a preguntas de los medios durante la llegada este viernes del primer tren cargado de contenedores que arriba a la estación marítima después de más de tres años.

A ese respecto, varias asociaciones de vecinos de la zona Sur de Alicante han convocado para este mediodía una concentración horas frente al colegio de Benalúa para «volver a exigir medidas correctoras en la carga y descarga de graneles en el Puerto», indicó el presidente de Gran Vía Sur, Manuel Alcón. Asimismo, aportarán las conclusiones de los informes del Seprona y el Síndic de Greugues sobre esta cuestión «para que la gente los conozca».

Al respecto, el alcalde volvió a reiterar en que el Puerto cumple con la legislación en cuanto a contaminación «y me lo han demostrado» y apuntó que «muchas veces conocer la verdad desmonta históricas mentiras». Los vecinos, sin embargo, sostienen que hay mediciones que demuestran la emisión de partículas de clínker, polvo y otros elementos que llegan a sus hogares.

No obstante, señaló que sobre las licencias medioambientales para la actividad en la dársena la «duda jurídica» es si la tiene que «solicitar y tramitar» el Puerto o las empresas, pero que «la Conselleria las exige». Aseguró que tanto el Ayuntamiento como el Puerto no quieren que haya actividades ilegales, mientras que ha incidido en la importancia de «trabajar» porque el Puerto es «fuente de riqueza y empleo» para toda la provincia.

28 de Noviembre de 2015

El puerto de Alicante estrena línea ferroviaria con Madrid y busca nuevos tráficos

El primer tren de Renfe-mercancías en cinco años llegó ayer a la terminal y circulará todas las semanas

 f. j. benito  

El alcalde reitera que el control de las mediciones de la descarga de graneles certifica que se cumple la Ley de Calidad del Aire.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, Juan Antonio Gisbert, anunció ayer que la recuperación del tráfico ferroviario de carga con el centro de España, gracias a la reapertura de la terminal ferroviaria del muelle 23, va a marcar una nueva etapa de Alicante como puerta de entrada a España de las mercancías que se mueven por el Mediterráneo, gracias a la nueva línea directa de mercancías con la terminal madrileña de Abroñigal. Un centro logístico inaugurado en 1974 para desatascar Atocha, que permite atender hasta 18 trenes al día en operaciones de carga y  descarga.

            

Ayer, puntual, llegó a las 11.30 horas el primero de los 54 trenes de mercancías de Renfe que conectarán cada año el puerto con Madrid, en principio para mover carga entre España y Canarias pero abierta a todo tipo de tráficos, porque la intención de Gisbert es que las navieras que operan en el Mediterráneo puedan cargar y descargar a partir de ahora en Alicante gracias a la facilidades que da una terminal que estuvo cerrada tres años por las obras de entrada del AVE en Alicante, y sin posibilidades con anterioridad por la dificultad que tenían los trenes para acceder al recinto portuario al tener que invertir la marcha en la estación-término. Rémora que acabó llevando toda la operativa a la carretera. «El hecho de que llegue este tren representa, además, sacar de la carretera 60 camiones, lo que confirma la voluntad del puerto por el respeto al medio ambiente», subrayó Juan Antonio Gisbert. La intención de los rectores del puerto es consolidar la línea y buscar nuevas conexiones «por las posibilidades que nos da el tren para captar mercancías que desembarquen o ni siquiera utilicen el puerto», aseveró el presidente.

El puerto se ha consolidado en los últimos años como el principal suministrador español de mercancías para el abastecimiento de Canarias y, a su vez, este tráfico de contenedores con las islas representa cerca del 70% del movimiento total de las mercancía transportada en contenedores en los muelles alicantinos. A Canarias se envía vino, licores, frutas y verduras, conservas, cereales, tabaco y cemento para la el sector de la construcción. Las líneas marítimas entre Alicante y Canarias permiten mantener 2.000 empleos en Alicante entre directos e indirectos. Trabajadores que pertenecen a las empresas de estiba, consignatarios, transitarios, almacenistas y, entre otros, transportistas.

Polémica de los graneles

 
Por otro lado, Puerto y Ayuntamiento insistieron ayer en que la operativa que se realiza para cargar clíncker y carbón en el puerto es legal y no vulnera la Ley de Calidad del Aire. El alcalde, Gabriel Echávarri, fue más allá al asegurar que «las mediciones están ahí, a disposición de los vecinos. Soy el primero en querer que Alicante sea una ciudad sin contaminación. Las mediciones están ahí y son públicas. Conocer la verdad desmonta mentiras históricas». Valoración que se producía un día antes de las concentración de protesta que ha convocado hoy la asociación Gran Vía Sur-Puerto.

 

CANAL AVV EN YOUTUBE

Tenemos 113 visitantes y ningun miembro en Línea

Este sitio web utiliza cookies para gestionar la autenticación, la navegación y otras funciones. Esta web utiliza cookies propias y de terceros para conocer cómo navegan e interactúan los usuarios, incluyendo analíticas y marketing. El consentimiento para su instalación se entenderá otorgado mediante la aceptación, la interacción sobre la página o seguir navegando por ella. Ver política aquí