8 de Septiembre de 2017

Los vecinos de Benalúa y San Gabriel exigen respirar aire limpio

El Puerto lleva años operando sin licencia medioambiental, y según la plataforma vecinal supera con creces los límites legales de contaminación

David Rubio

El próximo 11 de septiembre, los alumnos del colegio público Benalúa comenzarán un nuevo curso escolar. Muchos padres denuncian que sus hijos respiran un aire dañino para la salud a causa de la contaminación producida en la parte industrial del Puerto (ubicada a apenas 200 metros de distancia).

“Lo del colegio Benalúa solo se puede definir como un acto criminal”, afirma tajante José Manuel Santamaría, vicepresidente de la Asociación de Vecinos Gran Vía Sur y uno de los portavoces de la Plataforma de Afectados por las Descargas Tóxicas del Puerto.

“Solo por el color del babero de sus hijos, algunas madres son capaces de saber que materiales se están descargando en el Puerto. Precisamente los niños más pequeños son los que corren más riesgo, pues su aparato respiratorio aún está desarrollándose”, nos apunta Santamaría.

«En el colegio de Benalúa se reciben niveles de contaminación cinco veces superiores al resto de la ciudad» (J. M. Santamaría)

Raúl Alós, el presidente de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de la Provincia de Alicante (FAPA Enric Valor), también denuncia esta situación. “No es admisible que un centro escolar perciba un nivel tan elevado de contaminación a causa de una actividad industrial que ni siquiera ha obtenido los permisos necesarios para operar”.

           

Vieja polémica

El debate de la contaminación del Puerto de Alicante no es ni mucho menos nuevo. La asociación vecinal (que representa a los barrios de Benalúa, San Gabriel o Babel) lleva ya 15 años luchando por este tema. “La Autoridad Portuaria y sus empresas siempre han contado con el apoyo de todas las administraciones. Los políticos nos han ninguneado totalmente a los vecinos”, aseguran.

Santamaría cuenta como la Guardia Civil ha realizado ya dos estudios en los que asegura quedó demostrado que la contaminación portuaria es totalmente perjudicial para la salud, al estar usando materiales prohibidos por la Unión Europea. También tienen el refrendo del Centro Superior de Investigaciones Científicas.

«El Puerto está emitiendo al aire sustancias prohibidas por la UE, porque son consideradas cancerígenas» (J. M. Santamaría)

“No estamos hablando precisamente de agua y arena. Más bien de coque de petróleo, escorias granuladas, clínquer, sílice cristalina, sosa o carbonato. Son sustancias consideradas cancerígenas” nos indica.

De hecho, el Síndic de Greuges determinó por tres veces la ilegalidad de la actividad del Puerto. Fue en 2004, 2009 y 2016 cuando esta institución advirtió a las administraciones que se estaban violando varios derechos a la salud de las personas.

En Aquí en Alicante hemos contactado también con la Autoridad Portuaria para preguntar si realmente se están emitiendo estas cantidades alarmantes de polución al aire de la ciudad. “A fecha de hoy no se están sobrepasando los límites legales de contaminación. Hemos detectado problemas de partículas en periodos concretos, pero ya se han tomado medidas correctoras” nos han respondido.

Medidores del aire

Ante tan dispares evaluaciones de los hechos, hemos querido preguntar también al concejal de Medio Ambiente de Alicante, Víctor Domínguez (Guanyar Alacant). “El problema es que aún no hay mediciones que sean definitivas para demostrar que el Puerto de Alicante contamina por encima de la ley”, señala.

«No hay pruebas definitivas de que la contaminación del Puerto sobrepase la permitida. Pronto tendremos nuevos datos» (V. Domínguez)

Precisamente con la intención de comprobar esto, la Concejalía (en colaboración con la Universidad de Alicante) instaló unos medidores de aire en el colegio de Benalúa el pasado invierno.

“Los datos recogidos mostraban que la contaminación del aire no se situaba por encima del límite legal. No obstante, los expertos nos indicaron que el tiempo medido era insuficiente, ya que se pilló una racha de vientos encontrados. Además, es cierto que la actividad portuaria disminuye especialmente en invierno” comenta Domínguez, quien asegura que pronto tendrán nuevos datos más significativos.

Lo que sí es tangible, es que el pasado mes de abril una nube de polvo cubrió la escuela. Se dieron situaciones de alarma, y algunos padres incluso acudieron rápidamente a llevarse a sus hijos en medio de la jornada escolar. “Según nuestros cálculos, en este centro el nivel de contaminación quintuplica el del resto de la ciudad” afirma Santamaría.

Resto de la ciudad

La Plataforma asegura que este problema no se reduce tan solo a los barrios cercanos al Puerto, sino que afecta a toda la ciudad. “Depende en mayor medida del viento. Cuando sopla sur-sureste llega al corazón al centro urbano”.

La Plataforma vecinal afirma que el exceso de polución llega a toda la ciudad, aunque afecta sobre todo a los barrios cercanos al Puerto

Además de los estudios efectuados por la Guardia Civil, los mismos vecinos también han realizado sus propias mediciones gracias a material prestado por parte de la Confederació d´Associacions de Veïns i Consumidors de la Comunitat Valenciana (CAVE-COVA). Según nos afirman, “las conclusiones son muy alarmantes”.

No dudan en acusar a las administraciones públicas de complicidad con las empresas del Puerto. Durante al menos dos legislaturas los gobiernos autonómico y local del Partido Popular han permitido que se desarrolle esta actividad portuaria sin licencia medioambiental.

Sin embargo, también reprochan la “pasividad” del nuevo equipo de gobierno actual. “El vicealcalde y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, prometió en campaña solucionar este tema. Incluso lo llevó al acuerdo del tripartito. Pero a la hora de la verdad, no ha hecho básicamente nada aparte de declaraciones en prensa” comenta Santamaría.

«Generalitat y Ayuntamiento han permitido esta situación durante años. Miguel Ángel Pavón prometió en campaña solucionar este tema» (J. M. Santamaría)

La Asociación Vecinal le pide que, aparte de palabras, tome medidas como “mandar inspectores, iniciar expedientes de sanción, poner las multas pertinentes y suspender la actividad si el Puerto sigue sin cumplir la ley”.

El concejal Víctor Domínguez defiende a su compañero de partido y gobierno. “Desde el Ayuntamiento queremos que se cumplan las medidas medioambientales, pero también que continúe el trabajo. Es complicado tomar una decisión tan drástica como cerrar la actividad portuaria. Debemos dar la oportunidad a las empresas concesionarias para que se adapten a la ley medioambiental”.

«Cerrar la actividad portuaria es una acción muy drástica que solo nos planteamos como última opción» (V. Domínguez)
Medidas correctoras

Desde el Puerto se defienden y afirman que sí están tomando diversas medidas para reducir la contaminación. Aseguran que se están cumpliendo aquellas obligaciones que les exigió recientemente la Generalitat.

El Puerto asegura que no está contaminando por encima de la ley, y que se están cumpliendo todas las «medidas correctoras» exigidas

En el pasado mes de noviembre, la Conselleria de Medio Ambiente concedió al Puerto una “autorización temporal de un año” para descargar graneles. Técnicamente no se trata de una licencia medioambiental, pero si otorgaba un cierto marco de legalidad a la actividad portuaria.

La Generalitat exigía a cambio que se cumplieran con una serie de condiciones concretas que redujesen la polución. “De hecho, tenemos recientemente un certificado favorable de la Entidad Colaboradora en Materia de Calidad Ambiental (ECMCA) donde no se recoge ningún incumplimiento de estos requisitos”, nos apuntan desde la Autoridad Portuaria.

Pero la plataforma vecinal contradice estas valoraciones. “La Consellería les ordenó colocar pantallas en forma de U, cañones de riego, pulverizar el agua o hacer paradas automáticas por vientos. Nada de esto se está cumpliendo” según afirma Santamaría.

De hecho, la Conselleria llegó a abrir un expediente sancionador de 120.000 euros contra el Puerto porque no estaba aplicando otra medida exigida, la colocación de tres medidores de contaminación.  “Es cierto que el Puerto tardó en colocarlos, pero yo he visto como los instalaron recientemente”, nos comenta el concejal Domínguez.

La Autoridad Portuaria ha instalado tres medidores de contaminación, aunque la plataforma vecinal denuncia que no están en funcionamiento

“Si realmente estos medidores estuvieran debidamente en funcionamiento, todos podríamos seguir por internet el nivel de contaminación”, replica José Manuel Santamaría.

Naves cerradas

Más allá de si el Puerto está cumpliendo o no con estas medidas correctoras, el gran caballo de batalla de la asociación vecinal siempre ha sido lograr que la descarga de graneles se efectúe en naves cerradas y no al aire libre.

Víctor Domínguez también reconoce que es la medida más efectiva. “Lo más lógico sería que la actividad acabase efectuándose de forma cerrada. Probablemente la licencia medioambiental solo se consiga así”.

No obstante, el Puerto asegura que por ahora no tienen obligación legal de ello. Especifican que la Consellería no incluyó esta medida entre sus exigencias.

Los vecinos insisten en que el problema no se solucionará hasta que el Puerto descargue los graneles en naves cerradas

Santamaría sigue reivindicando que ésta es la única solución real. “Hoy en día existe tecnología para operar sin apenas contaminar. En otras ciudades si se han adaptado al siglo XXI.  Pero esto requiere una inversión que no están dispuestos a realizar. La Autoridad Portuaria y su presidente, Juan Antonio Gisbert, tienen un absoluto desprecio hacia la salud de las personas”.

Tensiones con los trabajadores

El tema económico es el centro de todo el asunto. Hace un año el vicealcalde, Miguel Ángel Pavón, denunció haber sufrido agresiones de los trabajadores portuarios, cuando amenazó con cerrar la actividad si el Puerto no adquiría la mencionada licencia medioambiental.

“Para los empresarios es muy fácil manipular a los trabajadores. Solo les basta decir que si se cumple la ley, se quedan en el paro” argumenta Santamaría. También recuerda que los empleados portuarios son otras víctimas de esta situación, pues “reciben de primera línea toda la contaminación y no se está cumpliendo la ley de prevención de riesgos laborales con ellos”.

El edil Domínguez rechaza el argumento de que el Puerto y las mercantiles tengan que efectuar despidos para cumplir las exigencias medioambientales. “Quizás las empresas puedan perder beneficios durante algún tiempo, pero también hay que tener en cuenta que durante años se han beneficiado al no cumplir estas exigencias”.

Acción política

El pasado mes de mayo la Plataforma de Afectados por las Descargas Tóxicas del Puerto organizó una manifestación para tratar de concienciar por esta causa y pedir más acción política.

“Estamos decepcionados con el tripartito. El PSOE y Compromís siempre han despreciado este tema. Guanyar al principio sí pareció comprometerse, pero todo se ha quedado en simples intenciones. De hecho, Pavón sí cerró una gasolinera por no tener la licencia ambiental. Pero nunca se ha atrevido con la Autoridad Portuaria”, nos comenta Santamaría.

El edil Víctor Domínguez admite que es posible que estos niveles de sobrecontaminación existan y admite que los vecinos sufren “como mínimo, diversas molestias”.

Pero para la asociación vecinal “esto va más allá de simples molestias. No es solamente que tengamos los balcones de nuestras casas abarrotados de polvo o que cada mañana los alumnos se encuentren el comedor del colegio de Benalúa llenó de suciedad.  Se está enfermando a niños, adultos y personas de la tercera edad”.

De hecho, Santamaría nos confirma que están realizando un nuevo estudio para demostrar que estos barrios cuentan con un número inusual de casos de asma, cáncer y enfermedades respiratorias. Esperan conseguir así más atención mediática y política.

La Plataforma está realizando un estudio para averiguar si hay excesivos casos de cáncer, asma y otras enfermedades en la zona
Pleitos y manifestaciones

La plataforma también tiene planeadas nuevas manifestaciones y concentraciones para este otoño. Además, seguirán batallando por la vía judicial. “Sabemos que ésta es nuestra mejor opción” afirman.

Actualmente han interpuesto varias acciones legales en la Comisión Europea de Medioambiente. “Dado que las administraciones local, autonómica y nacional no nos han hecho el mínimo caso, hemos decidido acudir a Europa”.

Así han conseguido que los grupos parlamentarios europeos de Izquierda Unida y Podemos se interesen por el tema. En marzo realizaron una pregunta a la Comisión solicitando una investigación del asunto.

Querella contra el Puerto

Por otra parte, mantienen una querella penal contra el Puerto por un delito contra el medio ambiente, y otro contra el Ayuntamiento por prevaricación. “Permitir que el Puerto opere sin la licencia oportuna se llama ‘prevaricación’, pura y dura”, afirma contundentemente Santamaría.

“Pensamos que el Puerto de Alicante es un agente económico de primer nivel para la ciudad. En ningún caso queremos destruir su actividad. Simplemente, exigimos que se someta a la normativa medioambiental como cualquier otra empresa”, sentencia el portavoz de la plataforma vecinal.

Dicha plataforma está compuesta por vecinos, pequeños propietarios, AMPAs y algunas organizaciones ecologistas como Marea Blanca o Ecologistas en Acción. “No pararemos hasta que la descarga de graneles se realice en naves cerradas”, aseguran.

Parque del Mar

Además del colegio de Benalúa, todavía más próximo a la zona industrial portuaria se encuentra el llamado ´Parque del Mar`. Aquí cada día juegan numerosos niños, acuden vecinos a pasear el perro, corren runners y circulan ciclistas. No muy lejos de aquí se sitúa también el Instituto Bahía Babel.

Además del colegio de Benalúa, hay un parque situado al lado de la zona industrial del Puerto. El IES Bahía Babel también está en la zona

A finales de 2017 caduca la ´autorización temporal` que la Conselleria de Medio Ambiente concedió al Puerto. En ese momento el Consell deberá pronunciarse sobre si realmente se están cumpliendo las medidas exigidas y sobre si es necesaria la construcción de naves cerradas.

 

CANAL AVV EN YOUTUBE

Tenemos 111 visitantes y ningun miembro en Línea

Este sitio web utiliza cookies para gestionar la autenticación, la navegación y otras funciones. Esta web utiliza cookies propias y de terceros para conocer cómo navegan e interactúan los usuarios, incluyendo analíticas y marketing. El consentimiento para su instalación se entenderá otorgado mediante la aceptación, la interacción sobre la página o seguir navegando por ella. Ver política aquí