21 deSeptiembre de 2017

El Puerto considera solucionado el problema de los graneles

El último informe del pasado 21 de agosto determinó que la calidad del aire cumplía la legislación

F. J. B

El presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, Juan Antonio Gisbert, anunció ayer a los miembros del consejo de administración que el último informe realizado por una empresa homologada por la Generalitat para el control de la calidad del aire del Puerto, realizado el pasado 21 de agosto, certifica que la actividad de los graneles ha bajado su nivel de contaminación a parámetros que no infringen la normativa, aunque es necesario seguir con las mediciones. Gisbert trasladó su esperanza de que estos datos y la aplicación de otras medidas sirvan para convencer a Medio Ambiente de que retire la multa de 120.000 euros comunicada a principios de agosto por no aplicar las pautas exigidas por la autorización ambiental.

El presidente también informó al consejo -del Ayuntamiento de Alicante solo estaba presente el vicealcalde Miguel Ángel Pavón- sobre la instalación de una tolva ecológica para la descarga de graneles. Falta por ver cómo se resolverá el tema del carga de muelle a puerto, una solución mucho más cara pero en marcha en algunos puertos del norte de España.

Todo en una jornada en la que Alicante recibió la visita del crucero Brittania, un gigante con 5.000 personas a bordo entre turistas y tripulantes. El tráfico de barcos, aunque más grandes, ha hecho que hasta agosto hayan desembarcado en Alicante unos 42.000 turistas, seis mil menos que en las mismas fechas de 2016, pero que se esperan equilibrar en el último trimestre del año.

Otro acuerdo aprobado fue la autorización a la Sociedad Proyectos Temáticos para la ocupación gratuita de los muelles 10 y 14 donde se monta el Village de la Volvo Ocean Race, la concesión administrativa a Repsol de una gasolinera.

DATOS SOBRE DIFUSIÓN DE PARTÍCULAS A LA ATMÓSFERA EN TIEMPO REAL

El Puerto cumple y ya publica las emisiones de los graneles en la red de control de Medio Ambiente

 21 de Septiembre de 2017

 

 Los datos ya son públicos y pueden consultarse en tiempo real. La Autoridad Portuaria de Alicante cumple uno de los principales requisitos exigidos por la Conselleria de Medio Ambiente cuando concedió su autorización de emisiones a la atmósfera, el pasado mes de noviembre. Se trata de la instalación de hasta cuatro estaciones de medición sobre la calidad del aire para monitorizar el comportamiento de la carga y descarga de graneles. Y, sobre todo, de la difusión de esos registros en tiempo real a través de la red de control de la propia Generalitat: la Red Valenciana de Vigilancia y Control Atmosférico (RVVCCA), adscrita a la misma conselleria. 

Fuentes de la Autoridad Portuaria precisaron a Alicante Plaza que los datos comenzaron a publicarse a partir del 24 de agosto y que hasta ahora todas las mediciones han sido evaluadas de forma favorable, al no superarse los límites de propagación de partículas establecidos en la legislación. Las estaciones de medición están ubicadas en el entorno del recinto portuario en puntos susceptibles de controlar los cuatro vientos: en el muelle 19, en el Instituto de Social de la Marina, en el tinglado frutero y en la dársena pesquera. La información puede consultarse aquí.

La conexión con esa red fue comunicada este miércoles al consejo de administración del Puerto, en el que también se confirmó que la consultora ECMCA homologada por la Generalitat había emitido una certificación favorable sobre la implantación del conjunto de medidas correctoras exigidas por Medio Ambiente a finales de agosto. Es decir, en el plazo anunciado por el presidente de la Autoridad Portuaria, Juan Antonio Gisbert, en cumplimiento de los compromisos alcanzados con conselleria. De hecho, como también publicó este diario, el secretario autonómico de Calidad Ambiental, Julià Alvaro, mantuvo una reunión de trabajo con Gisbert en julio para apremiarle a activar las medidas antigraneles en tiempo y forma. Entre esas medidas, figura la instalación de nuevos muros pantalla y de sistemas de difusión de agua para evitar la propagación de partículas a la atmósfera en los muelles de Poniente en los que se desarrolla el movimiento de graneles.

Como publicó este diario, ese permiso autonómico estaba condicionado al cumplimiento de esas exigencias y preveía su suspensión y la obligación de construir naves cerradas en depresión para la carga y descarga de materiales pulverulentos si, en el plazo de un año, el informe de evaluación sobre esas emisiones atmosféricas demostraba que se hubiesen superado los niveles establecidos en la legislación. Dicha evaluación corre a cargo del Instituto Universitario de Ingeniería y Procesos Químicos de la Universidad de Alicante (UA)y, como mínimo, no emitirá su informe hasta finales de 2018.

En el consejo de administración también se dio cuenta de la incorporación, por parte de la empresa Alicante Port, de una tolva ecológica en las labores de carga y descarga, lo que también contribuye a mejorar la operativa. Por lo pronto, con toda esa información, la Autoridad Portuaria confía ahora en que Medio Ambiente archive el expediente informativo abierto por el incumplimiento de esas exigencias, y el registro de determinados picos de difusión de partículas, sin que llegue a sustanciarse en una propuesta de sanción económica.

En la reunión del consejo, también se dio cuenta de la autorización concedida a la Sociedad Proyectos Temáticos (SPTCV) para la ocupación, obras e instalaciones necesarias para la celebración de la salida de la Volvo Ocean Race, en el dique de Levante y de la renovación de las licencias a las empresas que prestan el servicio de recepción de residuos generados por los buques. Por último, se dio cuenta de la evolución positiva de la cuenta de resultados del Puerto hasta julio sin que llegasen a trascender datos concretos. 

 

CANAL AVV EN YOUTUBE

Tenemos 30 visitantes y ningun miembro en Línea

Este sitio web utiliza cookies para gestionar la autenticación, la navegación y otras funciones. Esta web utiliza cookies propias y de terceros para conocer cómo navegan e interactúan los usuarios, incluyendo analíticas y marketing. El consentimiento para su instalación se entenderá otorgado mediante la aceptación, la interacción sobre la página o seguir navegando por ella. Ver política aquí