11 de Mayo de 2018

Economía

Cuenta atrás para las naves cerradas en el Puerto de Alicante

Las empresas tienen para presentar ofertas hasta principios de julio

Compromís pide al Estado 13,5 millones para este proyecto

Los vecinos piden cesar al presidente del Puerto por acusarles de "terrorismo informativo"

El futuro sobre la carga y descarga de graneles en el Puerto de Alicante entra en una fase crucial. En menos de dos meses las empresas interesadas en construir naves cerradas para desarrollar esta actividad tendrán que tener presentadas sus ofertas. En caso de que el concurso quede desierto, el proyecto quedará en el aire y es posible que la Autoridad Portuaria se plantee continuar con la carga y descarga al aire libre, aunque se han planteado alternativas como alejar las operaciones para evitar molestias.

 Graneles operando en el Puerto de Alicante, en una imagen de archivo. MANUEL LORENZO

Precisamente para desatascar estos trabajos la diputada de Compromís en las Cortes, Cristina Rodríguez, anunció este jueves que su grupo presentará una enmienda en el Senado para que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) destinen 13,5 millones de euros a la construcción de las naves cerradas del Puerto de Alicante. «Exigimos al Gobierno central que cumpla con el mandato unánime de todos los grupos políticos del parlamento valenciano, con los vecindarios afectados y con la mejora de la productividad del Puerto de Alicante», manifestó la parlamentaria alicantina en un comunicado.

Para Rodríguez, la publicación esta semana del anuncio de licitación en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) de la construcción y explotación de una terminal de graneles sólidos en el puerto de Alicante, «es una muestra de que estamos avanzando en la solución para un problema que lleva décadas enquistado». Por ello, la diputada pidió también al presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, Juan Antonio Gisbert, que «trabaje con determinación y responsabilidad para atraer los inversores necesarios y que el concurso público no quede desierto».

«Es muy positivo que la Unión Europea dé luz verde a la construcción de las naves cerradas, la pelota está ahora en el tejado del Gobierno de Rajoy, que debe financiar de forma responsable una infraestructura clave para la mejora de la calidad del aire y la salud de las alicantinas, así como para la competitividad del Puerto de Alicante», agregó. Las naves son una oportunidad tanto para el sector del mármol como para otros sectores industriales», según señaló la diputada eldense en el comunicado.

«El cierre en naves supone una buena oportunidad económica», indicó Cristina Rodríguez, quien recordó que «es responsabilidad de la Autoridad Portuaria de Alicante y del Gobierno de Mariano Rajoy garantizar esas naves y también propiciar la inversión privada para que finalmente se lleven a cabo».

Al respecto, el presidente del Puerto, Juan Antonio Gisbert, agitó hace unas semanas a los vecinos al asegurar que «nada» garantizaba que las naves cerradas finalmente se hiciesen, ya que dependía por entero de las ofertas que presentasen las empresas. «Nosotros no podemos hacer nada, como no se ha hecho en ningún puerto de España», dijo. Asimismo, cargó contra la asociación de vecinos Gran Vía Sur, al asegurar que estaban practicando «terrorismo informativo» con el tema de los graneles. Gisbert se refería a los estudios de la Universidad de Alicante que concluyen que solo un tercio de las partículas contaminantes de la zona se originan por la actividad portuaria, algo que la Plataforma Contra las Descargas Tóxicas del Puerto (donde están integradas las asociaciones de vecinos) niegan.

De hecho, esta entidad reaccionó a las palabras de Juan Antonio Gisbert solicitando su «destitución inmediata» por «faltar el respeto a los vecinos con declaraciones impropias de un cargo público y de la institución que representa».

 

CANAL AVV EN YOUTUBE

Tenemos 69 visitantes y ningun miembro en Línea

Este sitio web utiliza cookies para gestionar la autenticación, la navegación y otras funciones. Esta web utiliza cookies propias y de terceros para conocer cómo navegan e interactúan los usuarios, incluyendo analíticas y marketing. El consentimiento para su instalación se entenderá otorgado mediante la aceptación, la interacción sobre la página o seguir navegando por ella. Ver política aquí